Miquel Antoja

Miquel, nacido en Badalona en el 84. Un nervio al que no le gusta perder. Muy amigo de sus amigos, es amante del deporte, de viajar, de compartir experiencias, de dormir poco, y sobretodo, de comer muy, muy bien. Deja atrás 13 años de experiencia en la champions league de la gastronomía para potenciar su marca personal. Nunca tira la toalla, y cuando dice nunca, es nunca.
¿Su rasgo favorito? Sus ojos.